Contacta con nosotros: mariajose@armonei.com
Pide cita: 655 316 641
Mantente conectado:
Close
655 316 641
mariajose@armonei.com

YO TUVE UN SUEÑO…

YO TUVE UN SUEÑO…

Y mi sueño se hizo realidad…Ya ha pasado un año desde que me decidí a hacer realidad mi gran sueño. Un año desde que las puertas del Gabinete de Reflexología Especializada ARMONEI abrió sus puertas en Soria, para acercar a los sorianos todo el poder de esta técnica milenaria que cada día me sigue sorprendiendo y alegrando la vida por los resultados obtenidos con mis clientes, ya que si ellos están bien o mejoran poco a poco, yo me siento bien, observando cómo su organismo se equilibra, y ellos se sienten mucho mejor.

Mis clientes… cuánto les debo: con ellos he aprendido a confiar más en mí, a ver que la Reflexología puede ayudarnos a todos, y haciendo cada sesión única y exclusiva para cada uno de ellos combinando reflexología podal con la facial e incluso con Reiki y obteniendo resultados maravillosos, he puesto en práctica con ellos todo lo asimilado en mis horas de estudio en Madrid, y he disfrutado con cada uno como si fuera mi único cliente… y es que lo que siempre quise que me distinguiera de los demás es el trato personalizado, directo, y único que dispenso a todos mis clientes, porque son lo más importante que tengo y los quiero de corazón… ¡Gracias por confiar en mí, gracias por volver, gracias por vuestra gratitud, gracias por estar ahí ¡

Después de este primer año, vuelvo la vista atrás para hacer balance de él y descubro varias razones que me impulsaron a empezar esta andadura y que me siguen impulsando a continuar con ella:

  1. Soy feliz, tremendamente feliz, ejerciendo mi trabajo, mi profesión, mi vocación… me encanta poder ofrecer lo que tengo al servicio de otras personas que lo necesitan. Me siento útil ofreciendo mi mano a quienes ponen sus pies a mi disposición para que les ayude a estar “un poco mejor”. ¿No es maravilloso?
  2. Cuando entro en mi centro de trabajo, respiro una atmósfera de paz, de serenidad, de armonía, de equilibrio… que nunca antes había sentido. ¿ A ti te pasa lo mismo cuando empiezas tu jornada laboral ?. Me levanto con ánimo y con ganas de empezar a trabajar, y cada cliente es una oportunidad única de crecer como persona y como profesional, porque yo también aprendo de cada uno de ellos y todos tienen “algo” especial que enseñarme a mí .
  3. Estoy conociendo tanta gente … ¡!! Y eso que estamos en Soria¡¡¡ pero yo misma me sorprendo con la gente nueva que entra en mi consulta y en mi vida y ya forma parte de ella. Porque una consulta en mi centro no se centra en venir, tumbarse, relajarse, asimilar el masaje, pagar e irse… y que pase el siguiente. No, eso es demasiado impersonal, aunque algunos también lo quieren así, y yo me adapto a todo el mundo… pero a mí lo que me llena, lo que me gusta, con lo que disfruto, es hablando, conociendo a la persona poco a poco, con sus achaques, sus problemas, sus dolores, sus miedos, sus alegrías, sus deseos… ya que la persona es un TODO, no sólo un cuerpo físico, también me interesa y mucho, su mente, sus emociones, sus sentimientos… todo lo que ella quiera y pueda mostrar es importante para poder ayudarle de la mejor forma posible, de la forma más completa y así mejorar su bienestar holístico (a nivel físico-mental-espiritual), y mantener su salud en óptimas condiciones, que al final es lo que todos perseguimos.
  4. He aprendido que la salud no es sólo cosa de médicos. La salud es cosa de todos y cada uno de nosotros, de los que padecemos enfermedades y de los que tienen la suerte de no padecerlas, de momento. He aprendido que la medicina holística que todos conocemos y que tenemos la suerte de tener por derecho gratuitamente, no funciona como debería, o eso es lo que deduzco de mis conversaciones con familiares, amigos, clientes, compañeros de profesión…. Y es que no tratan al “paciente” como tal, no, tratan sólo sus síntomas, nada más, y si el médico que te toca, te conoce de hace tiempo, tiene tiempo para dedicarte y además le interesa verdaderamente tu problema, a lo mejor, se interesa un poco más por ti, por tus antecedentes, por tu historia personal, por tu situación actual, por TI como persona individual que eres… y entonces a lo mejor va más allá de tratar tus síntomas y se preocupa de tratar la raíz que los provoca.
  5. Y ahora me estoy dando cuenta de que muchos buscamos compaginar la medicina tradicional, con otro tipo de estilo saludable para vivir más y mejor, para prevenir antes que curar, para sentirnos bien con nuestro cuerpo pero también con nuestra mente, esa gran desconocida… Ahora buscamos también en la Naturopatía otros alicientes que la medicina como tal no nos ofrece, y nos apuntamos a Yoga para aprender a relajarnos, utilizamos cada vez más los balnearios y spas para cuidar cuerpo-mente, probamos la Reflexología, la Homeopatía, la Acupuntura, la Osteopatía y un largo etc. Para buscar ese equilibrio perdido que tanto anhelamos. Y eso no es malo, eso es algo muy bueno y cada día con más seguidores. Y es que estamos evolucionando pero también volviendo a los orígenes, los orígenes de la medicina natural, porque en otros tiempos donde no existían tantos remedios farmacéuticos y la esperanza de vida era bastante menor que ahora, también había quien se cuidaba y todos los que podían permitírselo, acudían a estas terapias que hoy vuelven con fuerza para ayudarnos con nuestra salud resentida. Y también en Soria, por supuesto.
  6. También me he dado cuenta de que el Estado, el Gobierno, las Instituciones en general no ayudan mucho a que un autónomo se establezca y pueda salir adelante en su proyecto de negocio. He aprendido que en España es muy difícil emprender, y sobre todo mantenerse. Ahora entiendo porqué hay tanto negocio sumergido y por qué mucha gente se dedica a dar sus masajes en casa, sin embarcarse en una aventura tan arriesgada como la de poner tu negocio bien visible de cara a los clientes, a Hacienda, a Sanidad y a la Seguridad Social por ejemplo… y es que no nos lo ponen nada fácil, la verdad… tenemos que afrontar mucha burocracia por medio, mucho papeleo, mucha “declaración”, y sobre todo muchos pagos fijos y altos, trabajes o no trabajes, cobres poco o mucho… y eso hace difícil subsistir en este mercado laboral tan complicado. Yo pienso que al autónomo habría que tratarlo un poco mejor y habría que facilitarle un poco más las cosas, porque la mayor parte de los autónomos que trabajamos en solitario, creando y manteniendo nuestro puesto de trabajo, cotizando a la Seguridad Social todos los meses y pagando un IVA bastante elevado a Hacienda, estamos contribuyendo a mejorar las tasas de paro en el país, a poder seguir ayudando a la Seguridad Social a pagar las pensiones de nuestros mayores(porque dudo mucho que a nosotros nos lleguen) y sobre todo, estamos haciendo que las personas, individualmente puedan optar a trabajar en lo que mejor se les da, puedan disfrutar con su trabajo y ofrecer sus aptitudes al servicio de la sociedad contribuyendo a que todo funcione y siga creciendo la economía del país en general… y es que cuantos más trabajemos, y cuantos más coticemos, y cuantos más ganemos dinero… más seremos también para invertirlo, gastarlo y disfrutarlo… y la rueda financiera-económica-social seguirá girando para el bien común de todos.

Por ello, y teniendo en cuenta este último año de mi vida laboral, considero que aunque todavía los números no me cuadran y los gastos son superiores a los ingresos, he decidido seguir un año más poniendo al servicio de mis clientes: mis manos, mi experiencia, mis aptitudes, mi amor y mi vocación de ayuda, y sobre todo esa ilusión que sigo manteniendo e incluso incrementando día a día y que hace que mi vida siga siendo plena y valga la pena seguir ese gran sueño que tantas alegrías me ha dado y me sigue dando.

Gracias por estar ahí y gracias por leerme.

 

 

 

Añadir un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación